jueves, 18 de septiembre de 2008

DANDO LA CARA


Después de mucho llorar, de pelearme conmigo misma y con el mundo, después de esconderme en rincones y de sentirme el ser más desgraciado del universo, hoy llegó el momento de dar la cara.

Sí, yo doy la cara ante mi propia existencia y asumo las responsabilidades sobre mí misma.
Soy la autora de mi vida y soy responsable de todo,
de lo que tengo y de lo que perdí,
de lo que soy y no soy,
de lo que quiero y no quiero,
de a quienes quiero y a quienes no,
de quienes me quieren y de quienes no,
de lo que hago y de lo que no hago,
de lo que elijo y de lo que dejo pasar,
de lo que compro y de lo que vendo,
de lo que hablo y de lo que callo,
de lo que me apasiona y de lo que me aburre,
de lo que acepto y de lo que rechazo,
de lo que me hace sentir viva y de lo que me mata,
de mis placeres y de mis sufrimientos,
de lo que veo y de lo que no quiero ver,
de lo que me endulza y de lo que me amarga,
de lo que doy y de lo que recibo,
de lo que gusto y de lo que me gustan,
de lo que me hace libre y de lo que me hace esclava…

De todo…, sí, lo asumo, de todo soy responsable. Porque soy culpable, causante, creadora, inventora, promotora, gestora, conductora, encargada, gerente, directora, presidenta, ama, patrona, propietaria, jefa…, dueña y señora de mi propia vida. Porque yo soy yo y porque mi vida es mía.
Por eso, sólo por eso, hoy doy la cara

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Jolinnnnnnnnnn, que mensaje tan real y tan claro...Te falto decir y PORQUE YO LO VALGO...La verdad es que cada uno somos dueños de nosotros mismos con nuestras virtudes y defectos, a veces acertamos y otras veces fallamos pero lo mas importante es SER FELIZ y sobre todo QUERERSE ASÍ MISMA. Un besazo,Cristina. Te quiere tu amiga la rubia...

loose dijo...

Viva el EGOISMO!!!

Enhorabuena. Ha sido todo un ejemplo de sinceridad, claridad, expresividad, coraje, decisión, permisión, autoestima y autorrealización.
Acabas de llegar al vértice de tu pirámide de Maslow.
Lo has dado todo y ahora prepárate para seguir recibiendo, mi niña.

Te felicito de nuevo, poque acabas de tomar las riendas de tu propia vida. VIVELA!

Un abrazo fuerte.

Reina dijo...

A que no hay nada mejor que dar la cara? Asumir, ser, sentir, vivir, no perdeer un segundo, largarte al paraído y bajar al infierno, para subir después, más fuerte, más guapa, más "todo", y ponerte al mundo "por montera", y hacer lo que te de la gana. ¡Eso!

¿A que has dormido muy bien y te has despertado contenta? También me acuerdo de ese día...

Un besito

Anónimo dijo...

¡Hola Cristina! Al final me he decidido a entrar en tu blog y la verdad es que me encanta; admiro la facilidad que tienes para expresarte y sobretodo la valentía que demuestras al asumir, en este último post, toda la responsabilidad, tanto de lo bueno como de lo malo.
Todos deberíamos ser consecuentes con nuestros actos; aunque por desgracia no siempre es así y resulta más fácil echar la culpa a otros, de nuestros errores, fracasos o bloqueos ante determinados momentos de la vida, sin tener en cuenta, muchas veces, los sentimientos de los demás. Todo por quitarnos ese lastre, que supone el sentimiento de culpabilidad, de encima.´
Ya por último, sólo decirte... Que como dice la rubia,(Yoli ¿¿verdad?? jeje) PORQUE TÚ LO VALES! No dejes que nada ni nadie te impida crear nuevos proyectos, abrirte un nuevo camino y sobretodo NUNCA pierdas la ilusión. Un besazo, Belén

Cristina dijo...

No sabéis la satisfacción que me estáis regalando con vuestra presencia. Me hacéis sentir especialmente bien.

Rubia: yo también te quiero, mi angelito de las buenas noches y a veces también de los buenos días ;)

Loose: muchas gracias. Sí, he cogido fuerte las riendas, me he ajustado suave los estribos para poder soltarme de ellos en caso de caerme, he apretado bien las rodillas, he relajado las caderas para fundirme con la montura, me he soltado el pelo y ahora mismo llevo un trote largo, pero muy pronto se convertirá en un galope suelto y libre porque, como bien saben los aficionados a la equitación, el trote largo es más incómodo que el mismo galope aunque a veces de miedo dar el espuelazo definitivo que arranque al caballo a volar.

Reina: oye, pues sí, hoy he dormido bien. Será que empiezo a subir del infierno.

Y Belén, mi Belén: mi niña de los oídos abiertos, el corazón grande y la boca pequeña. La que siempre escucha, la que siempre está, la que siempre responde. La que, aunque hable poquito, lo entiende todo al vuelo, casi sin palabras, y cuando recoge tu mensaje medio encriptado, lo envuelve y lo lanza al viento cristalino como el agua, purificado como su alma.
Un abrazo Belencilla, cómo me alegra tu visita por estos lares. Bienvenida.

Besos de corazón a todas.

Anónimo dijo...

Y es una preciosa cara, de mirada profunda, de esas que merecen ser mostradas con orgullo.
¡porque tú lo vales!

Anónimo dijo...

Esa es la actitud valiente que te caracteriza Cris, lo que te hace verdaderamnete fuerte por dentro y por fuera, algo que sirve de apoyo a los demás que te observamos a veces con una flaqueza que desaparece cuando estás cerca. Enorgullécete de ti misma, de la osadía que has demostrado en este post y de todo lo que has conseguido con tu esfuerzo.
Tú no te escondes detrás de un muro protector y te asomas sólo cuando las cosas parecen estar calmadas, tú te enfrentas de cara a la vida, y eso es admirable. Otros deberían aprender de ello.
Mil besos. Mónica.

Cristina dijo...

Gracias a los dos anónimos, uno más anónimo que el otro.

Al primero: gracias por el piropo, profunda no se, pero siempre he intentado mirar más allá de lo que el paisaje me ofrecía a simple vista. Tampoco se si lo valgo, pero también lo intento cada día.

Al segundo Moni-anónimo: gracias gatita, curiosamente tú a mi me inspiras lo mismo. Cada vez que comparto un momento contigo me voy con las pilas cargadas. Te admiro profundamente por cómo eres, por lo que has luchado, por lo que has conseguido, por lo que transmites, por todo lo que representas. Y aunque cara a cara nos cuesta más, como ya te he escrito en más de una ocasión: te quiero Momo.

Besos.

Anónimo dijo...

Haber si das la cara más a menudo, preciosa, porque es un gustazo verla ¡¡bombonazo!!. ¿Tienes plan para este finde? Como veo que te gusta lo del caballo, yo cabalgo solo, si quieres podemos galopar juntos. Es broma pero que si hace falta yo aprendo a montar a caballo, eh?
Besines.
J.

Cristina dijo...

Bueno, bueno..., parece que el anonimato impera esta vez.

Último anónimo (que me da a mi que no eres el mismo de antes), gracias por el piropo también. En cuanto a este finde, pues sí, lo siento, pero ya tengo planes. Y, aunque te lo agradezco mucho porque siempre es bonito que alguien te proponga estas cosas, creo que sola sola tampoco cabalgo, así que va a ser difícil por ahora lo de ir a galopar juntos. No obstante, te animo a que aprendas a montar a caballo, es una sensación muy chula, también a que sigas pasándote por aquí cuando quieras, aunque preferiría con una identificación más clara.

Besos.

Interludio dijo...

No debemos nunca dejar de dar la cara, me gusta tu post porque es una refexión auténtica de lo que somos, que no es otra cosa que lo que hacemos, nuestros pasos son los que nos moldean y de los que aprendemos. Pero yo diría que tambíen somos lo que soñamos ser, asi que busquemos bonitos sueños.

Un beso guapa.

Reina dijo...

¿Montas a caballo? Coinciden "demasiadas" cosas en nosotras; me da hasta miedo.

Bss

Anónimo dijo...

Una auténtica lástima que ya tengas compañero de galope.. En fín confío en que alguna vez coíncida nuestro trotar...

Devant de Melk dijo...

bonito vaciado

Cristina dijo...

Interludio: gracias por tu paseo por aquí. Sí, soy también responsable de lo que quiero soñar y lo que quiero despertar. Doy la cara también por ello. Un beso.

Reina: siempre me gustaron mucho los caballos, es un mundo al que pertenecí en un momento de mi vida, pero ya llevo bastante sin montar. No obstante, espero volver pronto. Pues si, ya te lo dije yo que coincidíamos en muchas cosas. Un besito.

Anónimo: Más anonimato? Demasiadas nuevas experiencias por ahora...

Devant de melk: gracias, seguiremos vaciando. Bienvenido.

el huerfano piano dijo...

Bendita seas tu y tu vida
benditas son tus acciones tus decisones
!bendita!
siempre das la cara aun que entre palabras se puede notar esos ojos que cada vez me hacen recordar y olvidar, porque te tengo.

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

es que cuando uno deja de encerrarse
lo unico que queda es abrir las ventanas y enfrentar el apagon
ademas esta bueno tomar las riendas y no pasar como si fueras un caballo de trote que te llevan de aqui para alla
ganar y perder pero con mis codigos y a mi forma

me alegro por ti ahora que gobiernas tu rumbo

Cristina dijo...

Pianito, un millón de veces gracias. Claro que me tienes.

Hombre de la baraja de la derrota (ufff, pedazo de nombre!). Muchas gracias también, espero ser capaz de gobernar mi rumbo por mucho tiempo y creo que así será porque cuando uno llega a ese punto no hay vuelta atrás. Bienvenido.

Besos.