viernes, 7 de noviembre de 2008

DE SOBRA

Me sobran los días negros en que mis ojos no pueden parar de llover tristeza
Las palabras enmascaradas de reproche
El miedo a volar, a sentir, a vivir
Las promesas incumplidas
La incapacidad para el compromiso y la implicación
Los consejos que bajo disfraces bienintencionados ocultan mala voluntad
La envidia escondida entre miradas ofensivas de soslayo
Las inseguridades que alejan del amor verdadero
Las barreras a la libertad
El conformismo pasivo con lo mediocre para evitar el riesgo
Las mentiras envueltas en palabras demagógicas
Los insultos a la inteligencia
La involución de la autoestima a la prepotencia, la egolatría y el narcisismo
La priorización de vivir de cara a la galería por encima de vivir una vida auténtica
Los ojos esquivos que no miran a los ojos
Los besos fríos de labios rígidos, secos y distantes
Los besos que no entornan los ojos
Los abrazos que no envuelven
Los abrazos apartados con palmaditas en la espalda
Los apretones de manos blandas y húmedas
La falta de sensibilidad
La gente que ve la paja en el ojo ajeno, pero es incapaz de ver la viga en el suyo
La gente que no tiene sentido del humor
La gente que desprecia la diversidad de opciones de vida
La gente que no es capaz de amar
La gente que se autodestruye una y otra vez
La gente derrotista, pesimista, fatalista
La gente que encuentra disfrute en el dolor de los demás
La gente que pisa a los otros para inflar su ego
La malicia, la manipulación, la hipocresía, el egoísmo, la soberbia, la antipatía, la vanidad, la fanfarronería, la superficialidad, el materialismo, el clasismo, la intolerancia, la estereotipación, la exclusión, el abuso, la explotación, la violencia, el rencor…

Todo eso me sobra y hoy, que he limpiado mis armarios, lo he hacinado en un montoncito, lo he metido en una bolsa negra con un nudo bien apretado, le he soplado un adiós y voy a bajarlo al contenedor de basura no reciclable.

Hasta nunca, no te quiero, estás de sobra bolsa negra.

25 comentarios:

el piano huérfano dijo...

Tengo que hacer limpieza en mi armario también, por que a mi me sobran para dar y reglar, no los aguanto mas, esa falsedad, esa necesidad de controlar para ser mas fuerte.....limpiemos..

Raúl dijo...

Yo también estoy de limpieza en el armario, pegando fuego a todo lo que tan bien señalas. Lo cierto es que me dan mucha pena aquellas personas que acumulan todas esas cosas, por que lo hay que cumplen todo lo que pones como si de un décalogo de comportamiento se tratara.
Ah, aunque no lo diga, me encantan esos ratos de café y de charla que compartimos. Son un golpe de aire fresco y vitalidad para espantar todo lo que nos sobra, y a todos los espantajos/as.
Muchos besos.

Cristina dijo...

Raquel: venga pues, manos a la obra que no hay tiempo que perder, vamos a hacer zafarrancho de limpieza de armarios este fin de semana, si quieres te echo una mano que yo ya llevo ventaja con la mía...

Raúl: ya sabía que tú y yo íbamos a coincidir, seguro que hay algo que se me escapa y que tú tienes en mente, pero eso lo metemos en la bolsa negra en otra charla con café. Y, por cierto, no hace falta que lo digas, porque lo evidente se vuelve explícito sin más y porque en esos cafés el aire fresco y la vitalidad vuelan por los cuatro costados y nos traspasan por igual.

Un besote muy cálido y un abrazo muy apretado para mis dos soles.

loose dijo...

¿Me prestas una bolsa más grande, por favor??

La mía la compré muy pequeñita pensando que no habría tanta basura que tirar, es que ilusa de mí, nunca acabo de aprender que hoy por hoy, lo que más de moda está es mirarse única y exclusivamente al ombligo. Y así tengo el armario, que va a estallar, de tanto como tengo que tirar.

Un besito muy grande.

el piano huérfano dijo...

jajaja que bueno LOOSE venga a por bolsas mas grandes!!!!

Cristina dijo...

Ay Loose!, pues sí cariño, así está el mundo, muchos ojos a los ombligos y pocos al frente y a los ojos de los demás. En fin, un lugar nada recomendable para los ilusos.

Ea...!, pues voy al hiper a comprar unas cuantas bolsas tamaño familiar y un día de estos nos reunimos y hacemos limpieza todos juntos que veo que la cosa se va animando...

Besitos.

Reina dijo...

Te sobra lo mismo que a mi, no lo quiero, nunca lo he querido y lo aprto de mi lado; me gustan las personas, sensibles, sinceras, que miran a los ojos, que sostienen miradas y abrazos, besos eternos, libre, sin imposiciones, sin ataduras, limpios, dulces; no sigo, que en vez de un comentario parece un post, jajaja!

Cierra bien esa bosla horrible y tírala bien lejos...

Feliz finde, linda!

santiago dijo...

has tirado muchas cosas, un placer conocerte y leerte

Cristina dijo...

Reina: sabes que desde el primer día te dije que tú y yo teníamos muchas cosas en común. Gracias, corazón. Un besito.

Santiago: Muchas gracias, el placer es mío. Pásate cuando quieras.

ocram5 dijo...

Una limpieza de estas de vez en cuando es lo mejor para los armarios, ¡¡que lo vas dejando porque igual algún día sirve....!! y sequé lo que no vale... ¡¡no vale!!.Así que muy bien hecho ahora tu armario solo esta repleto de cosas bonitas, que es lo que mereces.
Un beso.

Fylgiar dijo...

Hola hada del agua:

Buena limpieza, ummm. Debería tomar ejemplo.

Un beso de mariposa (a veces es como se aparece el hada del aire Fylgiar.

Me gustas; te enlazo

ocram5 dijo...

Perdón quise decir es que no sequé.

Cristina dijo...

Ocram: bienvenido al día de limpieza general: aireemos, sacudamos, desinfectemos, desempolvemos, purifiquemos, pulamos, abrillantemos...hasta dejar nuestra alma como la patena. Besos.

Fylgiar, querida mía, entre mi agua y tu aire dejaremos reluciente todo lo que encontremos a nuestro paso. Tú también me gustas, ya me gustabas mucho antes. Te enlazo, también. Besitos de agua.

Reina dijo...

Tiene que ver con esas y un corazón roto de nuevo, pero esta vez de la forma más injusta del mundo: solo por el placer de hacer daño; me lo merezco, por imbécil.

Es posible que ya me hayas encontrado...

Besazos

Ana dijo...

Ojalá se pudiera tirar todo lo que duele...
Me gusta...
Si no te importa te enlazo.
Besos.

Cristina dijo...

Reina, aunque ya hemos hablado, sólo decirte que nadie se merece tener el corazón roto, por muy imbécil que se sienta. Mucha fuerza y otro besazo, linda.

Ana, pues aunque parezca mentira, claro que se puede tirar, si no todo lo que duele, sí mucho de ello. Encantada de conocerte y encantada de que me enlaces, yo haré lo mismo. Besos.

Shidermo dijo...

Pues si antes este era un lugar precioso una vez que se ha quedado sin lo que sobra debe ser increíble... aunque creo que nada sobra en su momento preciso hay muchas cosas que hay que limpiar una vez que ya han hecho su cometido porque si no se van acumulando y pesan mucho.

Gracias por recordarnos algo tan importante y muchas veces tan difícil de hacer. Sigues aportando luz.

El éxodo dijo...

Quién pudiera vaciar esos armarios de esos defectos ajenos y, sobre todo, propios. No es fácil, no.

Saludos.

Cristina dijo...

Shidermo: intentamos ir mejorando y, de vez en cuando, la limpieza y puesta a punto es esencial, como bien sabes. Pero estas cosas siempre me sobraron, el único cometido que tuvieron en mi vida fue enseñarme lo que no quería en ella. Muchas gracias, intentaremos seguir aportantdo luz, así que pásate cuando necesites una poquita. Un beso.

Éxodo: gracias por venir a verme, encantada, siéntate y charlamos un ratito, ¿quieres tomar algo?. Pues sí que es difícil esta limpieza de armarios, sobre todo salir de éxodo de uno mismo y limpiarse bien, antes de comenzar a hacer el enjuague ajeno, pero ya me ocupo yo de hacerme la revisión a fondo antes de ponerme a hablar de otros. Un placer. Un besito.

toñi dijo...

Estoy contigo,Tiremos a la basura todo lo que nos hace daño.Un beso

Anónimo dijo...

Lo triste Cristina, es que todo eso que coy mentas que vas a tirar está en cada uno de nosotros, y la mayoría no somos capaces de verlo.
No es exclusivo de unos cuantos y desgraciadamente tendemos a autoengañarnos. La puesta en práctica es otra cosa.

Cristina dijo...

Toñi: hola, bienvenida. Cuando quieras... Un besito

Anónimo: no se tú, pero te aseguro que hay personas que no tienen todo eso que menciono. Cuidado, a veces la proyección nos traiciona. En todo caso, te digo lo que a otros que han pasado por aquí, que hacer esta limpieza de armarios es muy difícil, especialmente ser crítico con uno mismo para despojarse de aquello que no queremos antes de comenzar a hacer el lavado ajeno, pero en eso consiste la evolución personal de cada uno, en ser capaces de ir soltando y cogiendo el material con el que queremos construir nuestra estructura. Yo, andandillo, andandillo, voy haciendo el camino y repito que, por ahora, todo ese desecho me sobra. Bienvenid@. La próxima, a ver si te animas a ponerte un nombre. Besos.

el piano huérfano dijo...

Gracias crisitna por tus visitas
por ser como eres
por ese Ser que eres
me llenas
desde que hemos conocido, nuestra vida algo ha cambiado, ¿verdad?

Cristina dijo...

Gracias a ti, pianito, por ser, por estar, por llenarme de cosas buenas y por vaciarme de cosas malas. Claro que han cambiado cosas, muchas, pero muchas, mucho, pero mucho, para bien, siempre para bien...Un placer conocerte, mucho más placer tenerte y mucho más conservarte por mucho tiempo.

Un abrazo enorme.

Oscar García dijo...

Todo, absolutamente todas las cosas en exceso acaban sobrando, incluso las buenas.
Creo que estoy de acuerdo en todo.
Saludos